Estimados doctores:


El Centro Especializado de Radiología Odontológica CERO EIRL, es una empresa dedicada a la obtención de radiografías odontológicas Y TOMOGRAFÍA MAXILOFACIAL e interpretación diagnóstica de imágenes.


En esta nueva etapa CERO EIRL, agradeciendo de antemano vuestra preferencia y estando comprometidos con brindar un mejor servicio ponemos su disposición a partir de la fecha y de forma mensual, una variada casuística que a lo largo de estos 12 años hemos tenido el privilegio de reunir. Para ello CERO EIRL ha consolidado como fortaleza, tecnología de vanguardia y profesionales preparados, que tienen el compromiso de velar por la calidad en la imagen radiográfica entregada y la precisión y responsabilidad en cada informe elaborado. Siendo ustedes nuestros referentes y los responsables de nuestro sentido de mejora y crecimiento, esperamos vuestra participación y aportes en este nuevo proyecto.


Simplemente Gracias.


Mg.CD. Esp. Rodrigo Salazar Lazo
Especialista en Radiología Oral y Maxilofacial
RNE. 547


Atención de Lunes a sábado de 9-1pm y de 4-9pm
E-mail: ceroimagenesdigitales@gmail.com
Nuestra página www.ceroradiologia.com

lunes, 16 de febrero de 2015

ALCANCES DE LA TOMOGRAFÍA DE HAZ CÓNICO

Relato
Paciente de sexo masculino de 60 años es referido al Centro de radiología con presunción de lesión de glándulas salivales. A la ectoscopía  se observa al paciente con aumento de volumen a nivel submandibular derecho unilateral, a la palpación se detecta una masa firme, móvil e indolora. Le indican una Tomografía de haz cónico de maxilares. Como rutina es la realización de una radiografía panorámica.


Interpretación radiológica: El examen radiográfico panorámico evidencia  cóndilos, senos maxilares y otros componentes del macizo facial  mantienen una apariencia conservada. Sin embargo el adelgazamiento del patrón trabecular, adelgazamiento de las líneas oblicuas externas (incluso la saucerización de la cortical mandibular aparentemente)  y los espacios medulares amplios son indicadores de osteopenia (al menos como primer indicio). Además se evidencia la condición edéntula del paciente en ambos maxilares con la consiguiente  reabsorción ósea de moderada a marcada de los rebordes residuales que a su vez expresan contornos regulares. Algún remanente radicular  se dibuja a nivel mandibular izquierdo.

Proyectados a nivel de zona submaxilar derecha no se puede apreciar algún signo que indique presencia de formación quística o tumoral o de otra índole. Contralateralmente mas bien se pueden apreciar signos de mineralización distrófica. Hasta aquí la panorámica cumple con su objetivo de "rutina".

Ahora la tomografía de haz cónico de los maxilares:

Esta es una imagen que corresponde a un volumen rendering o formateo volumétrico, nos da una idea general y puede ayudar al clínico a  que el paciente pueda entender su afección sin tener que ser bombardeado por la confusa terminología médico-radiológica, posee en otras palabras un valor pedagógico.

Esta otra imagen corresponde a una proyección de máxima intensidad, en otras palabras hace que las estructuras que poseen mayor densidad (esmalte dental, dentina, material restaurativo, corticales) adopten un tono más denso ( o sea que lo que iba salir blanco, salga más blanco aún). Su uso entre otras cosas se puede dirigir a resaltar mineralizaciones, focos calcificados o márgenes corticalizados de alguna lesión.


La siguiente imagen corresponde a reconstrucciones MPR (reconstrucciones multiplanares); a partir de éstas se pueden realizar exploraciones en sentido axial, coronal  y sagital simultáneamente, de tal manera podemos tridimensionalmente completamente la entidad deseada. Se pueden agregar filtros y cambiar "densidades" y por supuesto determinar longitudes precisas. Es cierto que la ventana (FOV) puede no alcanzar para evaluar todo el macizo facial sin embargo al momento de la toma de la imagen se puede alinear al paciente incidiendo en una zona que puede estar más alta o por debajo de la referencia del equipo.  cada componente óseo es evaluado  sistemáticamente en los tres planos independiente de la indicación del profesional que refiere: sean senos paranasales, columna cervical, hueso temporal, ATM, cavidad nasal y maxilares, finalmente  complejo dentoalveolar. todos en ventana ósea.


Incluso para la obtención de medidas del complejo dentoalveolar se parte de una reformación axial, sobre ésta se dirige una secuencia de puntos por las atravesará el "plano de corte" virtual , se programa el grosor de corte (TH) y los intervalos de corte (0;0,5; 1, 2..30mm): 

Entonces se obtiene esta imagen reformateada; la amplitud de la ventana puede abarcar desde la ATM o sólo desde el complejo dentoalveolar, adicionalmente y practicando nuestros inicios artísticos se puede "dibujar"  trayectorias, tomar medidas, colorear, invertir el color y otras funciones complementarias. Sobre esta imagen además se puede planificar la cantidad de implantes que se necesitará colocar en el paciente. Luego se selecciona la zona de representación sobre la que se realizarán los cortes  cross sectional que no son más que cortes tangenciales sobre esta imagen reconstruida. Para el ejemplo realizamos dos cortes: uno a nivel de la pieza 4.1 y otros en la zona 3.7.


Estas son las imágenes producto del trabajo anterior, las aclamadas cross sectional. Sobre estas imágenes se puede determinar la altura del reborde residual, el ancho de la cortical, la longitud efectiva dental, la ubicación del canal mandibular, entre otros que tengan carácter óseo, con una precisión de hasta 0,20mm dependiendo de lo seleccionado en la estación de trabajo y del equipo. Las imágenes obtenidas por tomografía haz cónico son más nítidas que las de la tomografía espiral multicorte (hasta ahora) y con poca producción de artefactos.

Cross sectional a través de la pieza 4.1
Cross sectional a través de zona 3.7

Discusión
La tomografía de haz cónico (obviamente es computarizada) posee una única ventana para tejidos óseos, si bien se puede proyectar algo de tejido blando debe hacerse con mucha cautela. Para el caso del paciente presentado, la tomografía ayudó a mostrar que lo que sea que fuera esa lesión no tenía zonas mineralizadas. Tal vez un ideal sería partir para este tipo de lesiones de un examen por ultrasonido de partes blandas: definida la forma, naturaleza y vascularización de la lesión, recién la indicación de un examen tomográfico con o sin contraste. 
En la trama o parénquima que se evidencia como una imagen hiperecogénica se observan múltiples focos hipoecogénicos

Referencia bibliográfica
Lenguas A, Ortega R, Samara G, Lopez M. Tomografía computarzada de haz cónico. Aplicaciones en Odontología, comparación con otras técnicas.Cient Dent. 2010;7(2):147-159.

miércoles, 11 de febrero de 2015

CASO  ENERO  2015

NEUMATIZACIÓN ALVEOLAR DE SENOS MAXILARES

Dr. Rodrigo Salaza Lazo
Dr. Ronald Mayhuasca Salgado

Relato
Paciente de sexo masculino de 26 años de edad, acude por dolor a nivel del tercer molar inferior derecho, que a la inspección evidencia una amplia lesión cariosa coronaria. refiere exodoncias previas.

Diagnóstico por imagen: Radiografía panorámica
A  la evaluación de la radiografía panorámica se observa:


Estructuras óseas que conforman los macizos maxilares y mandibulares incluidos cóndilos y apófisis coronoides de apariencia conservada.
Seno maxilar izquierdo presenta neumatización alveolar extendida hasta la cima de reborde residual.
Pieza 18: Retenida, posición vertical.
Pieza 26: Ausente.
Pieza 27: Mesioangulada.
Pieza 38. Mesioangulada, impactada contra superficie distorradicular de pieza 37. Relación próxima a canal mandiblar.
Pieza 48: Lesión cariosa con compromiso de cámara pulpar, aumento de espacio periodontal periapica.

Discusión
La representación real del seno maxilar implica la tridimensionalidad para delimitar su continente real, esta hazaña se logra con técnicas tomográficas de haz cónico o espiral multicorte y por supuesto con imágenes por resonancia magnética nuclear.


Dentro del grupo de los senos paranasales hallamos a los senos frontales, esfenoidales, maxilares, celdillas mastoideas y etmoidales. Los senos maxilares se desarrollan a partir de invaginaciones del epitelio de la fosa nasal dentro de sus respectivos huesos y continúan desarrollándose hasta el fin de la maduración esquelética.

El seno maxilar comienza a formarse hacia la segundo mes de desarrollo intrauterino. Al momento del nacimiento posee 8mm de diámetro transversal.  El agrandamiento del espacio aéreo llamado también neumatización sucede en todas direcciones y a varios grados, dando la apariencia de que las raíces se hallan incluidas dentro del antro sinusal. Por lo regular ante neumatizaciones amplias se conserva la lámina dura y el espacio periodontal y en casos extremos la lámina dura puede formar parte del piso de seno maxilar.

LA neumatización del seno maxilar puede dirigirse hacia el paladar, el proceso cigomático y el proceso frontal del maxilar. Dentro del seno maxilar el epitelio ciliar desplaza las secreciones hacia la fosa nasal a través de un pasaje: el ostium. La hipoplasia del seno maxilar ocurre en un pequeño sector de la población (1,7% unilateral y 7,2% bilateralmente). Los hallazgos o enfermedades que afectan a los senos maxilares pueden originarse desde la mucosa sinusal (enfermedad intrínseca) o por efecto de tejidos adyacentes (enfermedad extrínseca).

Área de interés representa el seno maxilar a la hora de la evaluación estomatológica, son identificables signos de ocupamiento de seno maxilar en relación a sinusitis, ante lo cual la indicación de un examen tomográfico puede revelar la verdadera extensión de la misma hacia otros espacios sinusales, diferenciando su carácter crónico o si se trata de un engrosamiento polipoide, alguna variante anatómica o incluso una lesión maligna.

Los profesionales de salud dedicados al área maxilofacial o cabeza y cuello deben considerar los exámenes tomográficos ya como una rutina y gran ayuda diagnóstica.

Referencia bibliográfica

White S, Pharoah M. Oral radiology: principles and interpretation. USA: Elsevier; 2014.